El show de los viernes y sábados


Un Show de bailes típicos grupales, participativos y divertidos, en un ambiente cálido, ameno y sin estridencias, que transporta a esas lejanas tierras

La Danza Armenia

El pueblo armenio se caracteriza por demostrar sus sentimientos a través de la música y la danza. Existen danzas de carácter festivo como para recordar luchas heroicas o seres queridos ya desaparecidos. De esta manera surge una gran variedad de piezas musicales y de danzas existiendo también un notable contraste entre las danzas femeninas y masculinas.

En general, las danzas masculinas son de carácter fuerte y con un
marcado ritmo, y pueden participar desde dos personas hasta grupos numerosos de veinte, treinta o más.






La danza nacional armenia por excelencia es el Kocharí, participan jóvenes, niños, ancianos y en la actualidad se baila en todo tipo de celebraciones populares.

Otra danza es el Shalajó , tradicional cuadro de tipo festivo donde los participantes hacen gala de su destreza en los movimientos característicos de la danza y a la vez que se divierten, muestran sus habilidades como forma de deslumbrar a sus mujeres.

 

Las danzas femeninas armenias son de movimientos muy suaves donde se exhibe un especial manejo de las manos la cabeza para resaltar el trabajo de interpretación.

   

El duduk
El duduk es uno de los instrumentos musicales autóctonos más significativos de la cultura armenia.

Su emotiva música, ha sonado en Armenia desde tiempos inmemorables y su encanto obliga a los hombres a escucharlo embelesados por su melodioso sonido que penetra hasta las profundidades del alma.

Nació hace muchos siglos de la noble madera del árbol de damasco, originario de la meseta Armenia.

Este árbol, crece bajo el calor intenso, pero soporta muy bien las heladas. En este contraste de calor y frío, su madera –de coloración rojiza-, adquiere dureza. Al golpear su tronco suena como un noble metal, como si cantara.

El duduk no es solo un instrumento: es alma y sentimientos, canto sin palabras, grito y senda. Es una sinfonía colectiva del sentir humano. En sus diez pequeños orificios resume el llanto de nuestro pasado, el espíritu de nuestro pueblo, nuestro horizonte de alegrías y el encanto de los días vividos.

El intérprete

 
Gagig Gasparian

Nació en San Echmiadzin,

Armenia. Estudió en el Colegio de Música y luego en el Conservatorio Nacional “Padre Gomidás” de Ereván. Perfeccionó sus estudios de música con los más grandes maestros contemporáneos de Armenia.

Es un especialista en la interpretación de los instrumentos de viento autóctonos –duduk, shví, dzourná, sring- y el clarinete.


 


Armenia 1366 Primer Piso - Te:(011) (054) 4776-2500
Palermo - Ciudad de Buenos Aires- Argentina
E-mail: restaurantarmenia@sion.com